17 oct. 2013

El verano se fue como una aparición en fuga

¡Hola, una vez más!

Se acabó el verano. Por fin empieza a nublarse el cielo y los niños vuelven al cole, los adultos a nuestros trabajos y el trasiego a todas las casas. Los vendedores de gas, electricidad y enciclopedias vuelven a aporrear nuestros timbres, como una foto detenida que retorna a lo cinético. El tiempo del calor y las alergias pasó. No vale la pena preguntarse si el verano fue malo, bueno o regular. Como dijo el sabio, el pasado solo trae nostalgias, y el futuro no se sabe. Actuar en primera persona nos es dado solo en el presente, dentro del gran teatro de la vida.

Y así están escritas las dos primeras historias de género juvenil de las que os hablaré hoy —en primera persona—, dejando para el final un plato fuerte de esos clásicos, sí, de esos que a nosotros tanto nos motivan como lectores compulsivos que somos, pues conservamos un pedigrí innegable.

Empezaré con El espíritu del último verano (2011), de Susana Vallejo. Se trata de una historia para todos los públicos, donde por momentos rememoramos ese espíritu aventurero ingenuo de películas como Los Goonies o libros como los de la serie de “Los Cinco”, de Enid Blyton. Fran asume la voz protagonista en su regreso a la Casa del Árbol, una casa de campo donde cada año veraneaba junto a su familia. Ya desde una distancia de adulto, rememora aquel último verano donde, durante una de las sesiones de espiritismo familiares, un espíritu arroja una amenaza incierta sobre su familia: alguien morirá. A partir de entonces, Susana nos conduce con certera pluma en una búsqueda para encontrar el mayor de los tesoros: la juventud perdida.



Más allá del regreso a días idílicos, que erigen a la Casa del Árbol y sus alrededores rurales como un locus amoenus o lugar paradisíaco, destaco el estilo magistral con que Susana plasma la historia, y que probablemente le valió a su autora el XIX Premio Edebé. El espíritu del último verano es una obra que nos dejará un sabor cálido y llenará de magia nuestras horas de lectura.



Sigo con otra novela de Edebé, esta publicada en el 2010: Taibhse (Aparición), de Carolina Lozano. La obra nos traslada a Edimburgo, al colegio mayor Royal Dunedin, donde entramos de la mano de Liadan, una joven estudiante mitad barcelonesa, mitad escocesa. Allí descubrirá las leyendas de los fantasmas que forman parte del folclore de Edimburgo, entre ellas las de Caitlin y Álastair. Con el último vivirá una historia muy personal de amor más allá de la muerte, hablándonos en primera persona con la voz de Álastair y la propia Liadan. Se trata de una novela que se lee con pasmosa facilidad, lo cual es un acierto por parte de la autora que nos atrapa con una narración muy ágil.





Aunque argumentalmente se le podría achacar algún desajuste a la novela y al principio no me enganchó, a mí me compensó enormemente al poco de avanzar en su lectura, porque después sí que me atrapó y me la terminé en unos pocos compases. Es una novela juvenil de misterio con tintes de romántica, por lo que a pesar de una tétrica portada que podría sugerir una obra de terror, debemos tener en cuenta esto antes de embarcarnos en su lectura. Hallaremos tensión en sus páginas, pero no pánico.


Finalmente me sumerjo en la reedición de un clásico: La Fuga de Logan (ed. Hidra, 2012). Para los que no conozcáis este culmen de la ciencia ficción distópica, todo arranca en un mundo donde el ser humano tiene una fecha de caducidad temprana: a los 21 años todo ciudadano debe ir voluntariamente a sumergirse en el Sueño, del que ya nadie regresa. ¿Entonces por qué todos van como corderitos al matadero?, nos podríamos plantear e incluso dudar de tal guión, como sardónicos incurables que somos. Pues porque si uno no va, unos cuantos vienen a buscarlo: los Vigilantes, con pistolas de una munición variopinta que incluye desde paralizadores hasta explosivos, son los encargados de llevar a dormir a los niños malos. Logan es uno de ellos, un implacable brazo de la ley, pero cuando su papel de Vigilante pasa a ser el de inminente “soñador”, no será tan obediente…



George Clayton Jonhson y William F. Nolan escribieron esta odisea de ciencia ficción que, siendo producto de los dorados años 60 donde la superpoblación de la Tierra y la creación de los primeros superordenadores sacudieron la conciencia colectiva de la sociedad, ha trascendido sin embargo aquella época y sigue resultando una obra estremecedora. Respecto a esta edición, he echado en falta una mayor corrección ortográfica que en cualquier caso no llega a apagar la poderosa luz de La Fuga de Logan.
          Y hasta aquí puedo leer. 

          Volveré en próximas entregas con más comentarios sobre las novelas que voy degustando. También con algunas novedades sobre Butterfly u otras de mi obras. Posiblemente, os traeré cualquier sorpresa de colores bajo el brazo.

Hasta entonces, que las buenas letras y la fortuna sean con vosotros.

24 jul. 2013

En 1840, Bill podría haberse enamorado

LECTURAS PARA VERANO

Hola a todos.
De nuevo estoy por aquí para dejaros mis recomendaciones de lo que voy leyendo, mientras el país se convulsiona por la corrupción y la rumorología nos sugiere que no vemos más que la punta del iceberg, el verano ya llegó, sin embargo, y es el mejor momento para que el lector pernicioso pueda llevarse unos libros en ristre, cual alegre adarga de caballero quijotesco, a la playa o a la montaña, o a su casa si le da la gana, sin que los vendedores de gas y seguros lo interrumpan constantemente aporreando el timbre.
Dejo de embadurnarme en retórica y retorno a mis andurriales. Quienes ya me conocéis sabéis bien de mi afición a la variedad de géneros, y así os traigo tres diferentes una vez más: un cómic victoriano, una novela breve de ciencia ficción, y otra juvenil, que clasificaré como de fantasía urbana / romántica.


1840, La Rosa Secreta

Cuando sostenemos por primera vez entre las manos esta obra a medio camino entre la novela gráfica y el cómic, la sensación no puede ser mejor: tapa dura, una portada que nos muestra a cuatro personajes envueltos en misterio entre sombras y unos colores sobrios, más allá de un cristal quebrado... 





  No es fácil que nuestra mirada se fije en el libro que uno de los personajes sostiene, en un reflejo metaliterario de nuestro acto, aunque sí que es probable que un lector avispado repare en su mirada de desconfianza. Y si lo subrayo, por algo será. En cuanto abrimos la portada seguimos encontrándonos con una edición cuidada y detallista, llevada a cabo por Editores De Tebeos, cuyas siguientes publicaciones seguiré de cerca si rondan la calidad de la que nos ocupa. Y seguimos pasando páginas mientras ese delicioso aroma a hoja de tebeo sacude nuestras fosas nasales, para leer el prólogo de Enrique Martí, que nos sumerge a la perfección en la época decimonónica y nos traslada con pulso firme a Londres, capital de la Revolución Industrial y el colonianismo que cambiarían el mundo tal y como se conocía hasta entonces. Desde Anatole France, el novelista, hasta Eliphas Lévi, el ocultista, existe un hilo que es fácil de tender pero no de embrollar, y Mª. Carmen Pardo, guionista de 1840, lo ha urdido a la perfección para mantener el misterio de la trama a la vez que nos va mostrando a personajes dignos de tan sugerente época. Las entradillas que preceden a cada parte de la historia no podrían ser más adecuadas, presentando a los personajes con una prosa certera. Entre los personajes me llama la atención Aislin O'Geal, una caradura que nos arrancará más de una sonrisa. El lapicero y las tintas de David Belmonte se conjuntan con el guión para crear una conjura de tonos oscuros que resalta el aura de época, recreando el ideal transmitido por Arthur Conan Doyle, Charles Dickens y tantos otros. El único punto negativo, si se puede considerar así, es que en las primeras dos páginas podemos notar esa diferencia entre el cómic americano, más directo, y el europeo como éste que nos ocupa, que busca más el efecto conjunto de la página que el individual de la viñeta. Pero enseguida la vista se acostumbra y nos adentramos en una historia de 100 páginas que, por fortuna, es solo la primera de tres entregas. Esperemos que EDT no nos haga esperar demasiado, porque repito, la historia engancha y guarda un buen puñado de incógnitas que me dejan, como lector, con una necesidad imperiosa de proseguir cuanto antes.

Bill, héroe galáctico

Hablando de "Imperios". Si estás un poco cansado de ciencia ficción hard, pero eres adicto a las odiseas de la Última Gran Frontera (el espacio sideral), entonces esta es tu lectura. Ésta, y Butterfly (guiño). 




  Bill, héroe galáctico, es un pequeño y enorme libro: pequeño por su extensión en páginas, enorme por la maestría con que nos hace reír y disfrutar de una narración vibrante, excitante, desternillante y varios "-ante" más (deslumbrante, acojonante...). El prólogo de sus traductores, Antonio Rivas y Natalia Cervera, nos mete en cintura y nos sitúa en la prehistoria de este diamante que se publicó en sus orígenes por entregas, allá por 1965, y que tras pasar por Ultramar en 1998 con una traducción menos afortunada que la que hoy podemos disfrutar (por lo que he leído en otras reseñas), llegó hasta mis manos en esta fenomenal reedición de Gigamesh del 2010. Hay frases míticas en este libro como la escrita en los tablones del suelo de los váteres: "MANTËN LIMPIAS LAS DUCHAS, EL ENEMIGO TIENE ESCUCHAS". Pero no solo eso, sino que la prosa de Harry Harrison es vibrante, explosiva como la de la época pulp, época dorada de la cifi y la literatura de género de la que bebe el autor para armar su parodia de Asimov y Heinlein, principalmente. Poco más puedo añadir a las muchas líneas que han corrido ya sobre Bill, ese especial héroe galáctico que se enfrenta a los chíngers allá donde el Imperio le obliga, aunque él solo aspiraba a ser un buen Operario Agrícola cuando paseaba a su robomula... Miento, mención especial para la portada que atrapó la mirada de una amiga mía más observadora que yo, y que luego supe que encierra un "fallo" que no es tal, sino otro acierto. Acércate e invierte unas pocas horas en su lectura y tu verano será alegre y ufano como pocos. Garantizado por un servidor. Pero cuidado, probablemente te pasará lo que a mí: querrás más.

Amor inmortal

Os traigo ahora una lectura para esos momentos en que estamos un poco plof y querríamos ver un maratón de Sálvame, pero como somos seres pensantes no somos capaces de rebajar nuestro cociente hasta esos niveles denigrantes y preferimos coger un libro ligerito, pero con su gracia, oíga. Eso es Amor inmortal, publicado por SM y traducido por Angélica López González en 2011.



  Esta novela de fantasía urbana romántica rompe con el tópico típico de que en las grandes editoriales no hay mezcla de géneros, algo que he oído más de una vez por aquí y por allá y que me parece una memez supina. Los géneros están para mezclarlos y crear nuevos, también para volver a ellos de vez en cuando, pero ambas fuerzas, centrípeta y centrífuga, se complementan y sostienen con vida gracias a la existencia de la otra. Sergio dixit. Vuelvo a la novela en cuestión, que me sale el justiciero que todos los frikis llevamos dentro. Cate Tiernan, la autora, que por lo que sé empezó a hacer sus "pinitos" en el mundillo como editora de Random House Mondadori, ha conseguido crear una narración sin ningún alarde estilístico, pero con mucha miga. La protagonista, Natasya, esconde un oscuro pasado con un secreto que casi ha olvidado ella misma, y pertenece además a una casta de inmortales (este no es el secreto, obviously). La gente con la que se junta son bastante malotes, inmortales que se pasan las noches de juerga y los días de resaca, hasta que uno de ellos, Incy, se pasa de la raya y Nat se da cuenta de que no quiere seguir por ese camino. Entonces se irá a otro lugar, especie de casa hippie adonde todos querríamos ir alguna vez para encontrarnos con nosotros mismos, pero claro no todos somos inmortales. De los personajes de allí, especialmente atractivos resultan el "dios vikingo" Reyn, y River, la más antigua de todos los inmortales que conoceremos. Me llamó la atención lo bien tratada que está la magia en la novela, recordándome en cierta medida al juego de "Mago: la Ascensión". También el hecho de que no hay un grandísimo misterio, sino uno pequeño pero muy bien llevado por la autora.


Y con estas tres lecturas deberías de tener suficiente para pasar un verano de lo más entretenido y constructivo. Si te sobra tiempo y aún no lo hiciste, me permitirás que te recomiende leer Tormentas de verano para refrescarte un poco las ideas literarias, o Más allá de Némesis para enriquecer la posibilidad de que este mundo se vaya al pedo con ciencia ficción patria. 
  Solo me queda desearos que disfrutéis de una feliz estación calurosa, tras la cual volveré con la siguiente entrega (la que hace 3 de 5) de Butterfly. Además, probablemente, os daré alguna jugosa novedad más.
  Hasta entonces, leed y sed felices... Yo ya bajo la persiana y en ella pone:

CERRADO POR VACACIONES ("SÚBETE LA BRAGUETA, EL ENEMIGO NO VEGETA").

3 jun. 2013

DEL MACROESPACIO AL MACROUNIVERSO: LA IMPORTANCIA DEL MARCO NARRATIVO

         De la fantasía al realismo mágico, pasando por el lejano espacio.

Hace ya dos años que debuté en el género narrativo, viendo cumplidas mis aspiraciones con creces al publicar El yelmo del caballero con la editorial Grupo Ajec, que por aquellos tiempos era si no la única que había, sí la única editorial de género de un tamaño, digamos, mediano (distribución nacional y una tirada considerable, en torno a los 1000 ejemplares) que había en España y publicaba óperas primas.


El yelmo del caballero es una novela de fantasía épica, una novela río que nos mete en la piel de varios personajes de edades diferentes en un ambiente de opresión, un mundo dominado por el Siervo de Goost y su culto a los dioses oscuros, donde los que sobrevivieron están marcados con un estigma de cobardía.  
Pero lo que me interesa ahora mismo es justo ese mundo, los Seis Continentes, y no tanto el eje de esa novela.
           A través de las páginas del libro conocemos la historia de ese mundo, en especial del continente de Aru, en donde se desarrolla la historia. Tomando como ejemplo y paradigma el mundo bien construido de Tolkien, la Tierra Media, del que Aru es deudor, tal vez, en mayor medida que de otros. Seguramente si El Señor de los Anillos hubiese terminado con la victoria de Sauron, la Tierra Media habría terminado pareciéndose peligrosamente a los Seis Continentes. Pero no fue así.
La prehistoria de Aru, la gran guerra que se perdió contra el mal, marca el devenir de los personajes de la novela, creando objetivos en su presente que están arraigados en el pasado, y manteniendo al lector sumergido en una acción con pocas treguas. Hay un lugar también para el amor y el libertinaje, la maravilla y el horror, la épica y el existencialismo, la tragedia familiar y la búsqueda del propio yo de cada personaje.


           Ahora tomemos ese ambiente, ese mundo de magia velada y aventuras, con un pequeño componente de intriga y conspiraciones; quitemos la tragedia y añadamos la ironía, cambiemos espadas por pistolas láser, avancemos 40 siglos en la evolución tecnológica, le damos a todo una perspectiva diferente, añadiendo la historia de nuestro mundo real, un toque desenfadado, y nos metemos en la Butterfly.



Los dos primeros números de este folletín de Space Opera nos sumergen una historia donde, casualmente, el capitán James y otros fugitivos de la justicia van a parar al planeta Sexto, donde la historia se encuentra en una época medieval y además, hay magia. ¿CASUALMENTE? No. Las cumbres nevadas adonde van a parar los protagonistas de Butterfly son el Tempest Agona, un lugar donde ya habían viajado con anterioridad los héroes de El yelmo del caballero. De esta manera, el mundo de fantasía de los Seis Continentes (el planeta Sexto), queda integrado también en el mundo de Space Opera de Butterfly. Ambos se complementan y se explican mutuamente, como seguiremos comprobando en las próximas entregas de Butterfly que serán publicadas en Kelonia.
De esta manera, hay una relación de Macroespacio a Microespacio entre el planeta Sexto y los Seis Continentes, o tal vez es más adecuado el término “Macrouniverso”. También puedo anunciar que éste Macrouniverso se verá expandido por futuras obras, si nada me lo impide, que se encuentran en construcción, entre ellas la segunda parte de El yelmo del caballero. La relación va desde el microuniverso de El yelmo del caballero, un mundo limitado por la cosmogonía medievalista, hasta el macrouniverso de Butterfly, ampliado por la cosmogonía futurista.


               Quizás os diréis que esto no es nuevo, la mezcla alquímica entre fantasía y ciencia ficción ya fue usada con éxito por algunos otros autores –no muchos-. De entre ellos, me quedo ahora con Javier Negrete y su Ciclo de Tramórea, así como Howard y sus múltiples relatos, de los cuales son los construidos en torno al cimerio, los de Conan, los más conocidos. Esta visión, un tanto cíclica (de “la historia se repite”), había sido explorada ya, cierto. Sin embargo mi novedad, que yo sepa, se basa en que no se había tratado de esta manera, desde diferentes géneros y registros, mucho menos por un mismo autor. El cruce o crossover, empleando el término del cómic americano cuando dos hilos de diferentes historias se cruzan y se produce el encuentro de sus protagonistas en una situación común, se da en Butterfly 2 donde la fantasía se aúna con la Space Opera. También se verá en la continuación de El yelmo del caballero, pues esa parte ya está escrita, si bien aún no ha visto la luz.

Tormentas de verano, el realismo mágico.

Un caso distinto es el de Tormentas de verano, publicada este mismo año por Alupa Editorial. Esta novela bebe de fuentes diferentes a las de las dos anteriores, y como el escritor Santiago García Clairac afirma en su prólogo a la novela: “Tormentas de verano es muchas cosas, está hecha de muchos gé­neros, de géneros inquietantes. Novela juvenil romántica, negra, de misterio...”.




El punto de partida es Salamanca en el verano de 2012, cuando una escritora de 14 años, Julia Rodríguez, llega a la ciudad para comenzar el Curso de Jóvenes Artistas Españoles. Añadiré otros géneros a los que enumera Santiago: la ciencia ficción, la novela de tesis de Zola, y la novela culta para todos los públicos, debido a la mezcla entre referencias artísticas y a referencias propias de las culturas de ocio actuales,  como también dijo el profesor Héctor Monteagudo Ballesteros en su blog “Aguja de marear”. Y queda todavía un género más, uno que nos interesa especialmente: el realismo mágico con su origen en el boom latinoamericano de mediados del siglo XX, del que yo bebí directamente de mano de escritores como García Márquez y sus Cien años de soledad, Juan Rulfo con Pedro Páramo o Juan Carlos Onetti con La vida breve y todo su ciclo de Santa María, ciudad mítica creada por él a la que volvió una y otra vez.
Salamanca, en Tormentas de verano, se contagia de esa cualidad mítica de las ciudades del realismo mágico, que solo existen como tales en la imaginación del lector. Del surrealismo. Del lugar para la maravilla en un contexto que recuerda el real, pero que no lo es. Este macroespacio, que podría parecer radicalmente diferente del de Butterfly o El yelmo del caballero, guarda en realidad más coincidencias de las que afloran a simple vista.
Cuando el lector llega a Salamanca de la mano de Julia, entramos en un monasterio a estudiar y empezamos a contagiarnos con la literatura, la pintura, la música y el cine del siglo XX. El Modernismo de Rubén Darío, el expresionismo con raíz alemana de Fritz Lang y el surrealismo de Buñuel, la poesía de Lorca y José Hierro, o la música de Iron Maiden y Nickelback que conviven con clásicos como Jonh Coltrane y Bach; también sucede esto mismo con el cine: Nosferatu Metrópoli comparten protagonismo con un  inspector llamado Cash (cierta película de los 90’) y una médico forense llamada Tibias (similar al apodo de la protagonista forense de una serie actual). Se añaden también referencias a World of Warcraft, a la cultura steampunk o la gótica… Estos solo son algunos ejemplos, podría dar muchos más. Es fácil para el lector situarse en este marco, pues será conocedor de algunas o de casi todas las referencias que se irá encontrando y las disfrutará de nuevo a través de la mirada, a veces ingenua y a veces sorprendente, de Julia, Azu, Tati y la Buñuela.


A las cuatro protagonistas, de cuatro puntos diferentes de España, este viaje les cambiará la vida. Es más, pienso firmemente que a cualquier lector, si no le cambian la vida, sí que se la enriquecerá cuanto menos, con una visión diferente, más rica en detalles, del arte español en particular y del europeo, en general. De la crisis, de la vida y de la forma de enfrentarse a ambas sin perecer en el intento.
Para describir el macroespacio de Salamanca tomaré prestadas unas palabras de Héctor Monteagudo: “Los espacios narrativos están plagados de referencias geográficas reales, entre las que destaca la misma Salamanca, la Peña de Francia y Las Caballerizas que, junto con el tiempo cronológico, verano de 2012, le confieren una gran dosis de verosimilitud. La casa de la espiritualidad, en cambio, y a pesar de que también pueda estar inspirado en un lugar real, actúa como ficticio, al servir de puente, por ser un espacio común, entre la trama metaliteraria y policíaca, además de ser epicentro narrativo de la acción más climática, que se reparte entre el salón de actos y el campanario”. Digamos que el macroespacio de Salamanca abarca los microespacios de la Peña de Francia, las Caballerizas y la Casa de Espiritualidad. Todos son lugares reales, pero con toques ficticios que le dan esa característica mágica. Mención aparte merece la librería Vivas, de libros raros y de ocasión, que es un espacio totalmente ficticio. Una librería de tantas, con la magia del papel atrapada en unas líneas, como esa vieja librería en que daba comienzo La Historia Interminable, de Michael Ende.
Para terminar, solo me queda invitaros a que os acerquéis a mis obras y comencéis el viaje. Los adelantos pueden descargarse de manera gratuita en las webs de las respectivas editoriales, y en mi blog os haré partícipes de las novedades que vayan surgiendo a su alrededor, así como de contenidos gratuitos, muchos de ellos ya disponibles (una guía didáctica, un audiolibro, relatos, poemas, reseñas y comentarios…).
Este macrouniverso aún está en construcción, si te interesa conocer más, decenas de personajes te están esperando para que tu mirada, lector o lectora, les insufle el soplo de la vida. De esta vida que es realista, terrorífica y cruda, pero que también es mágica, fantástica y, casi siempre, de ciencia ficción.

  

6 may. 2013

Cuando llegue el Némesis, solo Conan cantará bajo el Cielo Rojo

¡Hola de nuevo! Hoy os traigo mis tres últimas lecturas. Tres libros muy recomendables que he tenido el placer de degustar últimamente, de algunos de los géneros que más frecuentan mi mesita de noche: ciencia ficción, fantasía y juvenil.

El primero de ellos es Némesis, de Juan Miguel Aguilera y Javier Redal. Esta pequeña joya de la ciencia ficción patria se presentó en el 2011 bajo el sello Arrakis de la editoral, hoy tristemente desaparecida, Grupo Ajec. Vaya por delante que lo podéis conseguir por un precio casi simbólico en Amazon para Kindle (2,24 e).



Fue concebida como una reescritura de El Refugio, obra de los mismos autores publicada en 1994. No he tenido oportunidad de leer su obra precedente,  de manera que mis comentarios se centrarán en Némesis. Se trata de una novela habitualmente considerada de ciencia ficción hard o dura, lo cual se traduce para los profanos en una base científica exhaustiva, sin embargo durante la lectura estas referencias tecnológicas y científicas no se me llegaron a hacer pesadas en ningún momento. Los personajes se nos presentan con acierto y, pasado el ecuador de la novela, la acción dentro de un marco distópico toma las riendas para ofrecernos unas páginas trepidantes. Las religiones juegan un papel importante dentro de este marco, como también los alienígenas, las conspiraciones por el poder y la especulación biológica sobre la posible evolución del ser humano y su colonización del Sistema Solar. Todo ello es narrado magistralmente por sus autores, de modo que será difícil que quien se adentre en sus páginas no se quede con ganas de más, en parte debido a ciertos hilos esbozados en sus más de trescientas páginas. Si has sido de este parecer al terminar el libro, permíteme anunciarte que dentro de no mucho podrás disfrutar de la antología "Más allá de Némesis", que editará Sportula, donde tendrá el placer y el privilegio de participar un servidor.


La segunda de las lecturas que os traigo es la reedición de algunos relatos de Conan, de Robert E. Howard, esta vez bajo el sello de Cátedra. En este volumen se han recogido los relatos más representativos de tejano más representativo del pulp de espada y brujería: "El fénix en la espada", "La Torre del Elefante", "La Reina de la Costa Negra", "Más allá del Río Negro" y "Clavos rojos". Los dos últimos son de extensión considerablemente más larga que el resto.



¿Y dónde está el aliciente?, te preguntarás, y con razón si ya has leído estos relatos en anteriores ediciones. Yo te lo aclaro: en esta ocasión la traducción, realizada por Javier Fernández quien también es el antologista, proviene directamente de los originales de Howard, cosa que no sucedía con las anteriores, donde se habían suavizado hasta cierto punto el vocabulario y las vísceras. Por lo tanto se trata de un producto imprescindible para coleccionistas y fanáticos de la obra de Howard, pero no solo para ellos. Sé de buena tinta que muchos de nuestros autores de fantasía actuales no han leído al gran Bob Dos Pistolas (apodo de Howard en su Texas natal), así que se trata también de una gran oportunidad para leer un clásico imprescindible, si es que te consideras un lector o escritor amante del género y aún no lo hiciste. También diré, por otro lado, que en el conjunto de estos relatos que me parecen magistrales, hay uno que no alcanza en mi opinión las cotas de calidad del resto: "Más allá del Río Negro" no posee la misma intensidad en la acción ni lucidez en los diálogos como los demás, siendo un relato de aventuras mucho más ligero que quizás no habría merecido tanto recorrido. El resto son, simplemente, imprescindibles. En ellos conoceremos al Conan rey (ese que nos sigue negando el cine, y fue el primero que esbozaron las letras de Howard), al Conan ladrón, al Conan pirata con su primer amor, la hermosa Bélit, y al Conan aventurero de la mano de Valeria. Para un análisis más exhaustivo de Howard y sus relatos, véase mi artículo de la revista "Imaginarios" nº 2, pg, 9.


Finalizaré el recorrido por mis últimas lecturas con una juvenil, Cielo Rojo, de David Lozano Garbala, a quien conozco personalmente por haber coincidido en algunas convenciones, además de conocer su obra anterior gracias a la trilogía de "La Puerta Oscura".



La historia de tres chicos de un pueblecito de Ucrania cercano a Chernóbil, nos llevará a un viaje de investigación, grupos militares corruptos, amor y amistad, donde el pasado pesará más que el futuro y un monstruo como el Chudovische pondrá la nota esotérica marca de la casa. Me ha parecido un libro de lectura mucho más fácil que los dos anteriores de los que hoy os he comentado, un factor importante en la literatura juvenil. Los personajes principales tienen carisma, en especial Nikolái entre los jóvenes y Motulyak entre los adultos, ellos son los dos periodistas que investigarán en el misterioso pasado del pueblo, siguiendo la pista de otro periodista desaparecido años atrás. A modo de impresión totalmente particular diré que, gustándome, el conjunto no llega a la misma profundidad que la trilogía de "La Puerta Oscura" (también publicada por SM), que para mí supera en calidad a esta novela, con la "ventaja" de que Cielo Rojo es una historia perfectamente cerrada y autoconclusiva, una buena elección si queremos aproximarnos a la obra de David Lozano sin tener que zambullirnos en una lectura de más de mil páginas. También debo añadir como nota positiva la originalidad del planteamiento y el trasfondo de esta novela, donde visitaremos lugares que no suelen ser frecuentados en nuestra narrativa.

Esto es todo con mis últimas lecturas, tres libros que me han dejado un buen sabor en el paladar. Pronto volveré con más recomendaciones.

Hasta entonces, sed felices y leed mucho.

15 abr. 2013

Nuevos contenidos para TDV: La Guía Didáctica y el Audiolibro (cp.1)

Conversando con Héctor Monteagudo, profesor y amigo desde mis años de facultad, antes de que "Tormentas de verano" viese la luz nos pusimos a ver posibles alternativas para hacer más atractiva la novela hacia un mercado juvenil y académico. Fue de esa manera como nació la idea de realizar una Guía Didáctica, a partir de las múltiples posibilidades educativas que ofrecía la novela. Así que si estáis interesados en potenciar la lectoescritura de vuestros jóvenes y os habéis hecho con un ejemplar de TDV, no lo dudéis y haceros gratuitamente con vuestra Guía Didáctica en la web de Alupa Editorial

Allí también podréis conseguir el Audiolibro con el capítulo 1 de "Tormentas de verano", por parte de otro amigo profesor que ha querido participar de mi novela, Raúl Núñez.

Mi más sincero agradecimiento a Héctor y Raúl, por enriquecer mi obra con vuestras geniales aportaciones.


27 mar. 2013

Butterfly II: Hielo Puro

Ya está disponible en preventa en la Tienda Online de Kelonia, si reserváis ya vuestro ejemplar tendréis un 10% de descuento.

Aquí os dejo la Sinopsis:


El capitán James y su tripulación han conseguido aterrizar en un planeta primitivo: el planeta Sexto, que vive en el medievo. Aunque no uno exactamente igual al nuestro. Tras su primer encontronazo con un dragón, correrán mil y una aventuras para intentar escapar de allí y proseguir con su camino hacia Satuine. Pero antes deberán conseguir combustible para su nave en un entorno hostil, donde las leyendas se convierten en pesadillas y el peligro aguarda a cada paso.

Y aquí podéis descargar gratis el adelanto: Kelonia Editorial



25 mar. 2013

Sorteo Tormentas de verano

Hola a todos,

Tenemos un sorteo en facebook con Tormentas de verano, la última novela de temática urbana y juvenil de Sergio R. Alarte. Para participar solo tenéis que ir a esta imagen subida en Facebook, compartirla y ser seguidor de este sitio. 

Por cierto, esperamos que os guste el nuevo aspecto del blog :)


2 mar. 2013

Tormentas de verano, un viaje a la Ciudad Dorada

Hola a todos, hoy os presento Tormentas de verano, una novela juvenil para todos los públicos que espero que os guste y disfrutéis tanto como yo lo hice al escribirla.

 


Para que os podáis hacer una idea del argumento de la novela, aquí va la Sinopsis:



Julia es una chica con vocación de escritora que va a un curso de verano en Salamanca, donde aprenderá diversas artes junto a otros jóvenes. Sin embargo ni los profesores, ni los monjes o los alumnos, sospechan que van a compartir más que escenarios maravillosos de crecimiento.
Enseguida Julia entablará sus primeras amistades. Pero en la Casa de Espiritualidad las artes se viven con tanta pasión como la propia juventud. El monasterio de jesuitas será escenario de unos sucesos escalofriantes. 


Con el marco de una Salamanca mítica atravesaremos un laberinto de verdades y mentiras: una sociedad secreta fundada por un poeta del siglo XIX, un arma letal y diferentes ideas encontradas sacudirán hasta sus cimientos el curso de Jóvenes Artistas Españoles. 

Tras una desaparición los acontecimientos se precipitarán. Participaremos en una historia de amistad y convicciones, donde la intriga se mezcla con la imaginación hasta rozar un futuro de posibilidades inquietantes. Un futuro que ofrece tantas puertas, como llaves pone en las manos de estos jóvenes.


¿Serás capaz de usar tu llave correctamente?



Este viaje por Salamanca lo haremos de la mano de cuatro jóvenes muchachas: Julia, Azucena, María (alias la Buñuela) y Tatiana. Cada una posee unos rasgos que las hacen únicas, y cada una es apasionada, en su tierna adolescencia, de una de las cuatro artes que se imparten en el curso de Jóvenes Artistas Españoles: cine, pintura, música y literatura. Todas estas artes se respiran en Tormentas de verano, además de la trama de intriga y ciertas ideas que proponen una respuesta para la actual situación de crisis y corrupción que vivimos en España.

Para más info o si quieres hacerte con un ejemplar, visita Alupa Editorial

Aquí os dejo el enlace al book tráiler: TDV tráiler

La crónica de la gran presentación en Bibliocafé: Hello Friki

Y las primeras reseñas de la novela:  

Próximamente, volveré con novedades en torno a Tormentas de verano y también de Butterfly, cuya segunda entrega está al caer.

Nos leemos, cuidado con las tormentas y los viajes. 
Sed felices.