24 abr. 2018

Y quizás me iré a los Puertos Grises

Me resulta curioso cómo, sin darnos cuenta, el tiempo acerca los libros o los aleja entre sí, aunque bien es cierto que algo similar sucede con las personas. 


¿A quién no le ha pasado no ver a un buen amigo durante largos años y luego, sin causa alguna, encontrártelo dos, tres o más veces en poco tiempo? Pues bien, algo así me ha sucedido a mí con Esencias. Fenómeno 2012 y Sibilla. Hija del Viento, dos obras creadas en momentos de escritura y vitales diferentes, que sin embargo han querido reencontrarse como buenas amigas en 2018, en su gran puesta de largo, y con apenas unos meses de diferencia.

Sin duda, el Sergio que hoy día las ve salir al mundo, al público, emanciparse a tus manos para que las hagas tuyas, lector, lo hace con ojos diferentes a los de cuando empezó a esbozar el primer vacile de Javo, la sempiterna falta de confianza de Sisco, las coletillas de los moradores bonachones de la Casa Duende (¡por supuesto!); sí, definitivamente no soy el mismo de cuando Sibilla alzó su primer vuelo con torpeza, quizás estaba tan borracho de palabras como ella en su velada de hidromiel. Me aventuraría a afirmar que soy casi otro, que he regresado de mi particular Monte del Destino.

Así que ya sé lo que hay más allá del horizonte, Peter, y lo peor es que yo poseo larga memoria, que es justo de lo que tú careces. También conozco lo que vive bajo el sol, y esto es lo mejor, de su esencia es de lo que aún se nutre mi inspiración en los días buenos. Como hoy.
Como hoy, que os voy a hablar de Esencias.




Toda historia que se precie de serlo, comienza antes de empezar a escribirse. La frase no es mía, pero con Esencias se cumple a las mil maravillas. 

En cada uno de sus personajes hay trazos de mis vivencias, en muchos de ellos hay rasgos de personas que conozco, o me son queridas, cada uno de sus lugares fue para mí un refugio o una liberación en un momento dado de estos cuarenta años que se me acercan.

Solo con leer la dedicatoria, o los agradecimientos al final de la novela, tú también lo sabrás.

¿Y por qué Esencias? Como buen obseso de la verosimilitud en el fondo (y amante confeso de lo velado, de lo imaginativo y el poder metafórico de sus quimeras) me resistí a hacer "un Marvel" y traer a todas las criaturas de un mundo a otro a través del portal. Tenía claro que habría un portal, eso sí, y que sería el 21 del 12 del 2012 cuando se abriría. A partir de ahí, tomé la decisión de que las criaturas de la Segunda Tierra no entrarían como tales, sino que solo su esencia sería capaz de pasar entre mundos. No se abriría en cualquier lado, debería ser un lugar místico. Y un gran rito ceremonial sería necesario para la apertura. 

De este modo, tal vez, sería posible. Este portal es múltiple ya que se abre a la Primera Tierra (equiparable al Mundo de las Fantasías, en plural). En concreto, el que centra los acontecimientos de Esencias se abre entre la Tierra y Kulthea, el mundo de El yelmo del caballero, y la Butterfly asistió a la conjunción astral que impulsaba su apertura del otro lado (en Kulthea) en el número uno. De modo que las Tres Tierras y una conjunción astral centenaria atraviesan toda mi obra de fantasía como una aguja divina, galáctica, de tinta si quieres. Es el poder astrológico de los ciclos.

Pero Esencias no es solo eso, sino que dentro el lector actual se encontrará con otras referencias a la realidad, grandes temas actuales de nuestra sociedad como el bullying o la marginación, o de la zona de Levante como el accidente de Metro Valencia, cuyos responsables hoy día, DOCE años después de aquella tragedia, siguen buscándose en unos juzgados donde los procesos legales se alargan hasta la desesperación de sus víctimas. 

En cuanto a las referencias literarias, son tantas que solo citaré tres Jonathan Strange y Mr. Norrell de Susanna Clarke, American Gods de Neil Gaiman y El Rey Rata de China Mieville.


Sibilla. Hija del Viento, en cambio, bebe de fuentes casi puramente fantásticas, de Tolkien y Howard y Sanderson entre otras, de los libros de fantasía y rol que marcaron mi niñez,  de las lecturas y aventuras vividas al calor del hogar desde entonces. 






Y sin embargo también aborda temas que son de rigurosa actualidad: el machismo, aún vigente en culturas primitivas, y la superación del lastre que supone para mujeres fuertes nacidas en tan desolador contexto; los prejuicios raciales, el miedo a volar y a ser diferente al resto, son algunos de los temas capitales. Es una novela breve construida en torno a la fuerza de un personaje que a buen seguro reaparecerá en alguno o en varios de mis mundos, porque Sibilla ya se ha hecho un hueco de privilegio en el panteón de los héroes de Kulthea.

En cuanto a las obras que me influyeron, además de todas aquellas que conforman mi imaginario fantástico y que muchos ya conocéis, destacan Juan Salvador gaviota de Richard Bach, y El refugio del viento de George R. Martin.     

Y ahora, ¿qué? ¿Cuál será mi próxima obra?, puede que te preguntes si has llegado hasta aquí y has disfrutado de las anteriores. En la actualidad continúo con la saga que nació de El yelmo del caballero. Probablemente no verá la luz hasta dentro de unos años, no me preguntes cuántos, pero me inclino a pensar que cuando lo haga será justo el momento adecuado.

Mi universo, el vuestro, compañeros lectores, se asemeja cada vez a un poliedro de varias caras, es por ello que quiero aventurar que nunca dejará de crecer.

También me inclino a pensar, por otro lado, que el día que yo termine con ello, como un Frodo hastiado de atravesar Mordor con la pesada carga a cuestas de su buenas intenciones para con un mundo que no le entiende en general, unas gentes demasiado ocupadas con sus propias guerras, entonces, puede ser que todo termine.

Y quizás me iré a los Puertos Grises.

Mientras tanto, te dejo enlaces a mis dos nuevas novelas, espero que te hagan disfrutar y rieguen tu imaginación con luz de estrellas.

Feliz lectura, esencia.

Enlaces 

Esencias. Fenómeno 2012:

Al trailer de Esencias. Fenómeno 2012 
En la web de Nowevolution (nota de prensa y ofertas)

Sibilla. Hija del Viento:

En la web de Kelonia (compra y ofertas)

0 comentarios:

Publicar un comentario